Sustrai Erakuntza vuelve a presentar alegaciones contra el proyecto eólico Cavar, en la Sierra del Yugo, Bardenas

Tiempo estimado de lectura de este artículo: 
3,5 min.

Entorno de la Ermita del Yugo, cercano a la posible instalación de los parques eólicosLa Fundación Sustrai Erakuntza, junto con otras personas y asociaciones, ha presentado por segunda vez alegaciones (archivo PDF, 74 Kb) al PSIS por la que se promueve la construcción de cinco grandes parques eólicos en la Sierra del Yugo de las Bardenas (parques eólicos Cavar). Y decimos por segunda vez porque en 2012 esta Fundación presentó unas alegaciones similares a un proyecto que era de las mismas características que el ahora presentado... Pero antes de continuar leyendo la noticia, puedes escuchar una entrevista en castellano (aquí o en la web de archive.org), realizada gracias a la labor de Irati Irratia:

Sin embargo, aquel proyecto quedó en “el limbo” y en ningún momento fue resuelto, por lo que no hemos tenido conocimiento de la respuesta del Gobierno a aquellas alegaciones.

Se nos presenta ahora, sin embargo, un proyecto ligeramente cambiado (“maquillado” se podría decir). Si comparamos ambos proyectos se puede comprobar que el actual tiene un número ligeramente inferior de aerogeneradores (54 el proyecto actual por 58 el anterior). Pero sin embargo, la superficie afectada y los impactos que la infraestructura generaría son los mismos.

Plano del emplazamiento de los parques eólicos, tal y como lo analizamos en el proyecto de 2012 (click para ver el informe completo)

En la propia disposición del Boletín Oficial de Navarra que pone este PSIS a exposición pública se expone de una manera patente las dificultades que existen para implantar este proyecto desde los puntos de vista medioambiental y agrícola. Según se indica en el texto del acuerdo, existen informes de los Servicios de Infraestructuras Agrarias y de Calidad Ambiental del Gobierno de Navarra, por los cuales se conoce que la implantación de esta infraestructura provocaría graves daños ambientales.

Estos parques afectan a zonas protegidas de gran valor ecológico en el ámbito del Parque Natural de Las Bardenas Reales, y otros espacios en la zona del río Ebro. Así, se destruirían áreas de Vegetación Gipsícola Ibérica, así como otros hábitats de interés comunitario. Las instalaciones producirían un efecto barrera para la avifauna entre la zona de cultivos de la vega del Ebro y Las Bardenas. Y todo esto afectaría a especies protegidas como el buitre leonado, el alimoche, búho real, y milano, entre otros.

Pero es necesario incidir también en el carácter especulativo de esta iniciativa. Hay que destacar que, tal y como reconoce el III Plan Energético de Navarra Horizonte 2020, Navarra es actualmente excedentaria en la producción de energía eléctrica. A esto hay que sumar el estancamiento e incluso el decrecimiento del consumo producido por la crisis. Y, sin embargo, ahora se plantean más iniciativas para generar electricidad, dado que este no es el único proyecto de macro-parques eólicos que se quiere desarrollar. Aparentemente este renacer de la energía eólica está relacionado con la puesta en marcha de otros proyectos de gran envergadura como son el del Tren de Altas Prestaciones (TAV), gran consumidor de energía eléctrica, y el de la línea de Alta Tensión Tafalla - Dicastillo - Itsaso, que permite dar salida a la energía producida, para poder ser exportada a otras regiones y países.

Ante este hecho, en Sustrai Erakuntza creemos que la construcción de este tipo de centrales eólicas no está sirviendo para sustituir a las centrales térmicas y otras formas contaminantes de producir energía eléctrica. Exigimos un replanteamiento del Plan Energético y una moratoria en la construcción de más centrales eólicas hasta el desmantelamiento de las ilegales Centrales Térmicas de Castejón. Las energías renovables en un plano descentralizado deben ser una alternativa decidida en la producción eléctrica, no un complemento especulador a otras tecnologías contaminantes.

Sobreposición de infraestructuras impactantes en la Vega del Ebro

De este modo, los recurrentes denuncian los impactos ambientales que provocaría tanto las centrales eólicas, como la línea de alta tensión proyectada para evacuar la energía que estas produjeran. Estas afecciones tienen una notable repercusión en las aves y los ecosistemas de la zona, que se suman a las consecuencias negativas que producen otras infraestructuras ya existentes. Y además se trata de unos proyectos eléctricos que no son necesarios en las actuales circunstancias, mientras siguen en marcha las ilegales centrales de Castejón.

Fundación SUSTRAI Erakuntza
www.fundacionsustrai.org y www.sustraierakuntza.org
sustrai@fundacionsustrai.org