Las heridas de Navarra

Logo de la revista GaztezuloDicen que Navara es tierra de biodiversidad y tradiciones. La biodiversidad está cada vez más amenazada y las tradiciones continúan en alza, especialmente las de promover proyectos que generan conflictos ambientales, territoriales y sociales.

Creíamos que la construcción del pantano de Itoiz sería el sumun de los despropósitos y ya no intentarían nada mayor. Pero no, la tradición navarra de imponer infraestructuras por encima de la voluntad popular persiste. Ahora quieren recrecer Yesa ...

En la Ribera construyen el TAV: nuevas vías ferroviarias sin conexiones con otros trenes, ni necesidad, ni demanda social.

Toda la Zona Media está quedando cicatrizada por el Canal que bebe de Itoiz. A los/las agricultores/as que se niegan a utilizar dicha agua, les expropian los terrenos que heredaron de sus antepasados.

En Valdega, Tierra Estella, sus fuentes se han secado los dos últimos veranos por primera vez. Ahora a alguien se le ha ocurrido llevarse el agua de sus acuíferos hacia el Sur, para quitársela a las huertas de siempre y dársela a la gran agroindustria.

En la Cuenca de Pamplona se multiplican las líneas de alta tensión y se proyectan grandes incineradoras de biomasa, a costa de aprovechar especulativamente los recursos forestales, por ejemplo, de los valles pirenaicos, a los que desde hace décadas se están dejando morir.

En Sakana, a la amenaza del TAV y de las nuevas líneas de alta tensión, se suma el proyecto de quemar en su valle toda la basura de la región, imponiéndolo por encima de la autonomía municipal.

Y para dar de comer a la avaricia, nos encontramos con innumerables canteras de minerales dispersas por toda la geografía, rompiendo el paisaje y dañando el desarrollo local endógeno. Esperemos que el Fracking no llegue para dejar pequeños a toda esta muestra de conflictos, con los que ya tenemos más que suficiente.

Ante estos desmanes, Sustrai Erakuntza pasa de la indignación a la acción y con su trabajo técnico y jurídico, actúa y da apoyo a las iniciativas vecinales organizadas que se resisten ante estas barbaridades. La forma de trabajar de Sustrai es en auzolan: mediante las donaciones económicas de personas anónimas, para hacer frente a los recursos judiciales; y mediante la colaboración desinteresada de técnicos y expertos que trabajan en red. ¡Tú también puedes participar en nuestro auzolan!

Publicado en la revista Gaztezulo (en euskera).