Solicitamos ante los tribunales la paralización cautelar de las ilegales obras del TAV en Navarra

Proyectos del TAV en NavarraSustrai Erakuntza solicita ante los tribunales la paralización cautelar de las ilegales obras del Tren de Alta Velocidad en Navarra, al carecer de Declaración de Impacto Ambiental en vigor

Las obras del Corredor Navarro de Alta Velocidad (TAV) se desarrollan en un estado de ilegalidad desde que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid dictara una sentencia que declaraba caducadas y nulas sus dos Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA).

Estas DIAs corresponden al tramo cuyas obras ha iniciado el Gobierno de Navarra: “Corredor ferroviario noreste, de alta velocidad, Tramo Castejón - Comarca de Pamplona”, y también al tramo que no ha sido iniciado: “Proyecto de nueva red ferroviaria en la Comarca de Pamplona: Eliminación del bucle ferroviario y nueva estación intermodal” (más información en nuestro Informe de Situación del TAV en Navarra).

El TAV en Navarra, que es cuestionado en su integridad por múltiples argumentos sociales, económicos y medioambientales, ha quedado además en una situación surrealista al plantearse exclusivamente para un tramo de escasos 70 kilómetros (Castejón - Comarca de Pamplona), pero con un derroche económico desorbitado. A este cúmulo de despropósitos hay que añadir el hecho de que el proyecto y todas las demás actuaciones administrativas del TAV no dispongan actualmente de una DIA en vigor, y por lo tanto se encuentren en una situación de completa irregularidad.

Esta situación ha de obligar a replantearse el proyecto completamente, para poder encuadrarlo de nuevo en el marco legal. La legislación establece que, para poder realizar el proyecto, el promotor ha de volver a realizar todos los pasos que se dieron en el pasado, hasta conseguir una Declaración de Impacto Ambiental positiva. Es decir, entre otras cuestiones medioambientales, volver a analizar si el proyecto es compatible con la situación social y económica en la que nos encontramos. Es decir la DIA fue elaborada hace casi diez años y las circunstancias sociales, económicas y medioambientales han cambiado drásticamente.

La Fundación Sustrai Erakuntza cree que, además de los impactos medioambientales, se han de analizar con independencia y en profundidad las condiciones socio-económicas que rodean al proyecto. El impacto en el medio incluye lógicamente la valoración sobre las consecuencias económicas que para la sociedad puede tener dedicar una gran parte de sus recursos a un macroproyecto concreto como el TAV en detrimento de otros como podía ser la sanidad o la educación por citar dos ejemplos. Por tanto, se debe valorar la conveniencia económica de realizar una gran estructura como ésta, valorando de nuevo todas las alternativas, incluida la denominada “alternativa cero”, es decir la opción de no realizarla.

Vista la situación irregular del proyecto del TAV en Navarra, Sustrai Erakuntza envió el pasado mes de septiembre al Ministerio de Fomento un requerimiento para que declare la nulidad de pleno derecho del Estudio Informativo en el que se basa el proyecto del TAV en la Comarca de Pamplona. Se hizo el requerimiento ante este proyecto en concreto, porque se da la circunstancia de que incluso el propio Consejero de Fomento, Luis Zarraluqui, ha confirmado públicamente en el Parlamento de Navarra la caducidad y nulidad de la DIA del tramo del TAV en la Comarca de Pamplona.

Es decir, la afirmación del propio Consejero manifiesta que el Gobierno de Navarra está iniciando la ejecución de unas obras de un Tren de Alta Velocidad que va desde Castejón a Campanas. Un tren que debería comenzar en Pamplona (y sin embargo lo hace en Campanas), y que por el sur terminará en el entorno de Castejón, pero al otro lado del río Ebro. Un proyecto que no dispone de DIA vigente, y por lo tanto no dispone de proyecto en vigor.

Aquí es importante recordar literalmente lo que expresaba la sentencia “Las consecuencias de la caducidad de la DIA son la nueva realización desde el principio del procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental, dado que no se puede ejecutar una obra de esta envergadura sin Declaración de Impacto Ambiental válidamente emitida.”

Sin embargo, además de esta situación surrealista que refleja la más absoluta incompetencia por parte del Gobierno de Navarra para gestionar eficazmente un proyecto de estas características, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid confirmó que teníamos razón también en el tramo Castejón - Comarca de Pamplona, cuyas obras decidió unilateralmente empezar el Gobierno de Navarra, pese a que estaba previamente informado de estas circunstancias.

Después de varios meses desde que se hizo pública la sentencia, en el anteproyecto de los Presupuestos Generales de Navarra, presentado hace apenas una semana, se ha conocido que el Gobierno de Navarra no solo no ha decidido rectificar este despropósito, paralizar las obras y cumplir la legislación vigente, sino que propone un aumento del derroche económico y plantea un gasto de 102 millones de euros para continuar las obras ilegales del TAV durante el próximo año 2014.

Por este motivo Sustrai Erakuntza, a través del despacho jurídico Arankoa, ha solicitado a LA SECCIÓN OCTAVA DE LA SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO del TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MADRID (TSJM) la adopción de medidas cautelares consistentes en la SUSPENSIÓN DE LAS OBRAS DE EJECUCIÓN DEL PROYECTO CONSTRUCTIVO DEL TREN DE ALTA VELOCIDAD EN EL TRAMO CASTEJÓN - COMARCA DE PAMPLONA.

Las medidas cautelares, con carácter general, están concebidas para asegurar la eficacia de las sentencias, es decir, evitar que el transcurso del tiempo ponga en peligro el cumplimiento de la sentencia, evitar eso que se suele denominar “hechos consumados”.

La medida cautelar de paralización de las obras intenta salvaguardar que una futura sentencia que dicte el Tribunal Supremo (confirmando la anterior del TSJM) pueda ser cumplida, evitando que se produzcan situaciones irreversibles. Se trata del “Principio de Precaución”. Si los Tribunales vuelven a darnos la razón y el Gobierno de Navarra ha continuado con las obras, existirán consecuencias medioambientales, sociales y económicas irreversibles, las obras ejecutadas no tendrían ni utilidad ni posibilidad de ser desmontadas. Sin embargo si ahora paralizan las obras no ocasiona perjuicio a la administración, debido a la no existencia de ninguna urgencia ya que no hay continuidad del proyecto ni por el norte ni por el sur.

- En primer lugar porque el Tramo Plasencia de Jalón - Castejón con el que hipotéticamente conectarían las obras por el sur, ni siquiera tiene aprobado un estudio informativo en este momento, con lo que en el mejor de los casos si algún día se hace, lleva varios años de retraso.

- En segundo lugar porque el tramo de la Eliminación del Bucle Ferroviario de la Comarca de Pamplona al que se conectaría por el norte el tramo del que hablamos, tampoco tiene las obras ni licitadas ni empezadas, habiéndose declarado también la caducidad de la Declaración de Impacto Ambiental, y tal y como afirmó el propio Consejero de Fomento en el Parlamento, la DIA se deberá hacer de nuevo, proceso que va a llevar un tiempo.

- En tercer lugar porque la conexión con la Y vasca, que da sentido a esta conexión por el norte, todavía no tiene siquiera un estudio informativo realizado, con lo que, también en el mejor de los casos, si algún día se hace, lleva igualmente varios años de retraso.

Es decir es un Tren de Alta Velocidad que empieza en Campanas y termina en Castejón. Ante esta situación, la Fundación Sustrai Erakuntza da el paso lógico y transparente que corresponde, intentar que los Tribunales pongan el sentido común donde el Gobierno de Navarra no lo ha puesto.

Además de solicitar la paralización de las obras por vía judicial, como antes ya lo hizo por vías políticas, Sustrai Erakuntza mantiene la petición de exigir responsabilidades a los cargos públicos que han participado en este proyecto. El Gobierno de Navarra se ha colocado voluntaria y unilateralmente en la situación actual. De este modo, seguimos exigiendo la dimisión de, al menos, el Consejero de Fomento, Luis Zarraluqui Ortigosa, debido a su responsabilidad política en cuanto a las actuaciones realizadas por el Gobierno de Navarra, y la evidente nefasta gestión del proyecto del Corredor de Alta Velocidad Castejón - Comarca de Pamplona.

Finalmente, y como medio para expresar la opinión de la sociedad navarra, desde Sustrai Erakuntza nos unimos a la convocatoria y llamamos a participar en la manifestación que se va a celebrar este próximo sábado día 16 de noviembre, a las 17:00 h. desde el Parque de Antoniutti de Pamplona/Iruña. Creemos que existen razones políticas, sociales, económicas, medioambientales, y ahora también jurídicas para paralizar este sinsentido.

En Navarra, a 13 de noviembre de 2013

Fundación Sustrai Erakuntza

Páginas Web: http://www.fundacionsustrai.org/ y http://www.sustraierakuntza.org/.
Correo electrónico: sustrai@fundacionsustrai.org.